Escribe tu dirección de correo electrónico y recibirás todas las novedades de este blog

Juan dormilón


Juan dormilón,
levántate ya.
¡Cinco minutos...
por fi, mamá!

Juan, cariño,
te tienes que levantar.
Hay que ir al cole,
y tienes que desayunar.

Tostadas con mermelada,
leche para mojar,
un montón de galletas,
o zumo, ¡que más da!

Sea como sea,
hay que madrugar.
Mamá se está enfadando...
al final, va a carrañar.

Juan se levanta,
sin parar de refunfuñar,
parece un abuelito,
que se acaba de despertar.

Pero todo se le pasa,
cuando en la cocina ve,
el desayuno tan rico,
que tiene para él.

Ya se le ha olvidado,
lo bien que se está en la cama,
mientras come bien a gusto,
tostadas por la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ahora escribe qué te ha parecido la historia, si te ha gustado, si no, si le cambiarías algo, otro final...